Solo 17% de grandes compañías han incorporado los Objetivos de Desarrollo Sostenible a su cadena de valor.

Un informe sobre la Agenda 2030 en grandes firmas chilenas indica cómo este tema crece en empleados y en el negocio y de las organizaciones. Si bien ha ido aumentando el interés y las acciones, aún un 43% de los reportes de sostenibilidad no menciona los 17 ODS.

“Trabajo decente y desarrollo económico”. Este es el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) que fue más mencionado en los reportes de sustentabilidad de grandes compañías chilenas publicados el 2017, según el estudio “Grandes Empresas y Sostenibilidad en Chile: alcances de la implementación de la Agenda 2030 en el sector privado”.

El documento fue desarrollado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Centro Vincular de la PUCV y Acción Empresas, con el objetivo de ser una radiografía de cómo las grandes compañías locales están abordando la Agenda 2030 y los 17 ODS, debido a “su capacidad para generar impacto en la cadena productiva”, dice el informe, el cual tiene tres partes.

Primero, identifica cuatro ejes prioritarios con respecto a la sostenibilidad, según entrevistas a altos ejecutivos. Estos son: Adaptarse y comprender que la sociedad cambió; mejorar la regulación y políticas públicas; proteger al medio ambiente y articular la rentabilidad y sostenibilidad.

Otro capítulo del reporte muestra que aspectos se deben estimular para fortalecer la Agenda 2030, pero quizá el más revelador es el análisis de reportes de sostenibilidad y una encuesta autoaplicada a gerentes de esta área. Por ejemplo, de las 119 empresas que presentaron reportes de sostenibilidad, el 43% no menciona los ODS, el 28% utiliza la agenda 2030 de manera descriptiva o superficial, el 12% presenta actividades concretas y el 17% (20 empresas) ha incorporado la Agenda 2030 a su cadena de valor. “Las organizaciones públicas y privadas tenemos que fortalecer la comunicación de los ODS hacia el mundo empresarial. Las empresas en general están mirando sus indicadores de gestión y no siempre se vinculan con una visión de desarrollo mundial y nacional”, opina Marcela Bravo, gerente general de Acción Empresas.

Los autores aclaran que el trabajo apunta a compañías comprometidas con la sustentabilidad, las que se han asociado a organizaciones como Acción Empresas, Pacto Global o a iniciativas como Empresas Sumando Valor (ESV). Justamente, a partir del análisis de los reportes de ESV, se encontraron iniciativas relacionadas con ODS pertenecientes a 56 empresas. El 54% no hace mención explícita a los ODS y el 26% lo incorporó en la estrategia. Además, se encontró que el 43% incluye a otros actores, principalmente municipios y servicios públicos y sólo el 7% se basa en un requerimiento legal u obligación.

Con respecto a la mención de los ODS, los N°2 (Hambre cero), 6 (Agua limpia) y 14 (Vida Submarina) están entre el 0% y 33% de las menciones, siendo los más bajos; mientras que los de más alta localización son los N° 8, 12 y 13. “Es esperable que los ODS más cercanos al mundo de la empresa privada sean los más mencionados. Lo que es más novedoso es la preocupación reportada en torno a las acciones contra el cambio climático”, comenta Raimundo Frei, investigador PNUD y uno de los autores del estudio, y agrega: “Pero aún se necesita reafirmar la lógica de conexión que posee la Agenda 2030, con el fin de conectar estas acciones con los problemas en torno a los ODS 2 y 14, que al parecer se ven lejanos a la acción de las grandes empresas.

Según la investigación, uno de los aspectos que pudiese dificultar la implementación de la Agenda 2030 es que esta compite con otras iniciativas como los Principios de Pacto Global, las metodologías SROI (Social Return on Investement) y ESG, las certificaciones ISO y Empresas B, entre otras.

La opinión de los gerentes

Por otro lado, la encuesta a 53 gerentes de sostenibilidad arrojó que el 25% dice conocer mucho los ODS, mientras que la mitad (49%) los conoce medianamente. Un 14% ni mucho ni poco y un 12% poco. Al preguntar sobre la alineación del negocio de la empresa con los ODS, el 18% de los encuestados dijo que sí existía, mientras que el 23% dice estar en proceso de implementación. Un 10% de las empresas lo tiene pensado para los próximos 12 meses. Un 29% dice no estar alineados, pero con la intención de hacerlo en un futuro; y, un 20% reconoce que no es una prioridad para su organización.

Uno de los resultados más interesantes dice relación con los incentivos y barreras para trabajar con los ODS. En el primer caso, el 62% dice que “los ODS contribuyen al fortalecimiento de las relaciones con distintos grupos de la sociedad” y el 36% que ayuda al desarrollo del país, seguido por los “ODS son una tendencia” (21%) y porque ayuda a la reputación de la empresa (19%). Sólo el 6% cree que los ODS representan un lenguaje accesible para comunicar las acciones de la empresa.

Con respecto a las barreras para implementarlos, más de la mitad (53%) dice que el problema es que “los ODS no se conocen en la empresa ni el mundo privado”, seguido por una falta de consenso al interior de la organización (33%). Un 27% dijo no ser prioridad para el negocio y un 20% que no era un tema relevante para Chile.” Por lo menos es evidente que las empresas están empezando a entender los ODS, pero la integración en el negocio aún falta mucho por avanzar, y lamentablemente no tenemos mucho tiempo para hacer los cambios necesarios”, explica Ingrid Koch, gerente de operaciones del Centro Vincular-PUCV.

FUENTE: HUB SUSTENTABILIDAD