Gobierno se abre a revisar reintegración tributaria tras reunión con la oposición.

La mañana de este jueves representantes de partidos de oposición se reunieron con parte del gabinete del gobierno. A diferencia de la reunión anterior, a esta se sumaron los presidentes del Partido Socialista y de Revolución Democrática. El Partido Comunista, en tanto, nuevamente decidió restarse de la instancia.

Tras el encuentro, los ministros de Interior, Gonzalo Blumel, y de Hacienda, Ignacio Briones, anunciaron que en La Moneda se encuentran abiertos a revisar la reintegración que está incorporada en la reforma tributaria que impulsa el Ejecutivo, como lo pide la oposición.

“En materia tributaria las posiciones son conocidas y hay un largo debate sobre cómo proseguir. El gobierno, luego de esta reunión, declara oficialmente que se abre a revisar la integración tributaria, entendiendo que esta es una piedra de tope en la discusión”, dijo el titular de Hacienda. “Se desecha en los términos en que fue planteado por el gobierno y se revisa cómo nos hacemos cargo de las Pymes”, hizo hincapié Briones.

Briones indicó, eso sí, que lo que se termine acordando dentro de la reforma tributaria debe proteger la inversión y el emprendimiento. “Cualquier elemento que nosotros terminemos acordando en una reforma tributaria tiene que hacerse cargo de proteger el emprendimiento, por un lado, y dar señales muy concretas en favor de la inversión, por el otro”, acotó el jefe de las finanzas públicas.

Pensiones

Por su parte, la ministra de Trabajo y de Previsión Social, María José Zaldívar, anunció también que el Ejecutivo revisará la reforma de pensiones. “Es muy importante manifestar la voluntad del gobierno de revisar este proyecto, siempre teniendo como foco de mejorar las pensiones, no solamente de los más vulnerables, sino que también de la gente de clase media. Mejorar las pensiones de los actuales pensionados, que para nosotros son una preocupación”, dijo. Consultada si el gobierno está disponible para ingresar al proyecto más mecanismos de solidaridad, como exige la oposición, la secretaria de Estado respondió: “Claramente”.