Consejos para mantener tu negocio en tiempos de crisis.

En tiempos de crisis y vulnerabilidad, se vuelve imprescindible para los emprendedores tomar medidas sobre su empresa que les permita mantenerse fuertes y poder “mantener a flote”. Medidas tales como control del negocio, reducción de gastos de gestión, incremento de eficiencia y relaciones con clientes y proveedores así como mantener una posición de liquidez, son algunas de las medidas aconsejables. Pero el enfoque no debiera ser solo el de aguantar hasta que pase esta situación complicada. Las crisis son también momentos de oportunidad en los que un buen desempeño e incluso el seguir invirtiendo puede potenciar y fortalecer un proyecto.

Les dejamos aquí algunos consejos que pueden hacer más llevadera una situación de crisis:

1. Vigilar la liquidez.

El centro de la liquidez ayuda a que cualquier excedente se pueda rentabilizar. Una adecuada previsión de los ingresos en función de los gastos proporciona estabilidad y contribuye a evitar otros males a consecuencia de la falta de liquidez.

2. Renegociar con los proveedores. 

Si una empresa no dispone de liquidez puede negociar con sus proveedores la ampliación de los periodos de pago. Con ello evita tener que incurrir en endeudamientos o recurrir a préstamos. Evita por otra parte que se genere un desgaste en la relación con sus proveedores.

3. Ampliar proveedores. 

Una crisis afecta al conjunto de las empresas, por esta razón es recomendable disponer de más proveedores para asegurar la viabilidad de su negocio.

4. Focalízate en tu cartera actual de clientes. 

Considerando que el costo por generar nuevos clientes es mayor que el que puede suponer consolidar la carta actual. Tiempos de crisis otorgan la oportunidad de cuidar y reforzar la relación con tus clientes. Este es el momento de volverlos una prioridad.

5. Mantén una comunicación abierta y fluida con los empleados. 

Expresar de forma clara el estado de la empresa, objetivos y acciones que se buscan emprender. Esto puede hacer que el equipo se movilice y aporte lo mejor para trabajar por estos objetivos.

6. Incrementa la inversión en marketing y publicidad. 

Aunque la tendencia de muchas pymes es recortar este tipo de inversiones en tiempos de crisis, el continuo trabajo en el reconocimiento de la imagen de marca y la creación de demanda de tus productos en un momento de crisis es de gran importancia, sobre todo porque probablemente muchas empresas optarán por su reducción. Si el marketing ya es beneficioso en términos generales, en un momento con este hay muchas posibilidades de que lo sea todavía más.

7. Invierte en tecnología que te permita diminuir gastos y aumentar la productividad. 

Todo lo que suponga invertir en tiempos de crisis puede, en una primera impresión, parecer contraproducente. Este caso es igual al del marketing, hablamos de mecanismos que tendrán un efecto positivo inmediato o a medio plazo en la empresa. Lo que no se recomienda en ningún caso es replegarse y esperar a que pase el “temporal”.

8. Evaluar el factoring como alternativa de financiamiento. 

El factoring soluciona, entre otras cosas, un problema capital para la pymes como es la excesiva demora con la que algunas empresas efectúan sus pagos. Invertir en iniciativas que fortalezcan tu empresa te pondrán en una situación más favorable para prosperar y recuperar tu posición empresarial una vez que la situación económica general mejore.

Fuente: CRECER.CL