Pacto comercial de China y EEUU sería más amplio de lo esperado.

Bienes por un total de US$735.000 millones se han visto afectados por los aranceles que intercambiaron China y EEUU, desde que comenzó la guerra comercial en junio de 2018. Ayer, por primera vez, se planteó la posibilidad de desmantelar gradualmente esas barreras, las mismas que actualmente se configuran como uno de los principales arrastres de las perspectivas económicas globales.

Gao Feng, vocero del Ministerio de Comercio chino, aseguró que “en las últimas dos semanas, los principales negociadores mantuvieron discusiones serias y constructivas y acordaron eliminar los aranceles adicionales por fases a medida que se avanza en el acuerdo”.

La noticia fue bien recibida con alzas generalizadas en los mercados internacionales (ver infografía), considerando que el acuerdo de “fase 1” apuntaba solo a mayores importaciones estadounidenses a China y a avances en materia financiera y de propiedad intelectual.

Beneficios para Chile

Considerando que “la desaceleración de China y del comercio internacional ha tenido un impacto fuerte” en la economía local, Walter Molano, economista jefe de BCP Securities, plantea que un acuerdo en esta línea “sería positivo para todo el mundo y especialmente para la economía muy abierta de Chile”.

Rodolfo Vilches, socio y director de Velasco, Rioseco & Asociados y ex negociador de la Direcon, agrega que “la firma de éste se presentaría como una señal positiva, en el marco del deterioro de las expectativas de crecimiento de los últimos meses”.

De hecho, ayer Andrew Mackenzie, CEO de BHP Group, indicó a Bloomberg que “una reversión de algunos aranceles, y la sensación de que se están logrando algunos progresos va a calmar los mercados, estimulará alguna forma de crecimiento y se puede esperar lo mismo para commodities como el cobre”.

Sin embargo, Vilches pone paños fríos, recordando que no sería la primera vez que se cae un acuerdo entre China y EEUU. “La no firma del acuerdo, y continuidad de la guerra comercial, podría profundizar la crisis que vive hoy nuestro país, vía menor demanda de productos de exportación y, por tanto, de crecimiento. A la vez, de deterioro de imagen país y de inversiones”, dice.

De hecho, hasta el momento no hay certezas sobre el escenario donde se firmaría el acuerdo. Una opción sería Apec, que con la ayuda de Chile, tendría se estar estudiando la posibilidad de celebrarla en suelo estadounidense.

Fuente: LA TERCERA