7 consejos para invertir si tienes poco dinero

Moris Dieck se ha propuesto crear un mundo más próspero y para ello busca cambiar la forma en que vemos las finanzas y la economía a través de sus contenidos.

Por ello, el autor de El inversionista de enfrente y titular del podcast Dimes y billetes aprovechó su participación en el Money Fest para animar a los participantes a levantarse y comenzar el primer día del reto de su exitosa vida financiera y poner a trabajar su capital.

“Para invertir no se necesitan grandes capitales. Podemos empezar con 100 pesos, ya sea a nuestras Afores, Bolsa, Cetes, abrir una cuenta, etc.”, dijo el especialista en su charla antes de explicar la diferencia entre Activos (lo que te genera dinero) y Pasivos (lo que te lo quita).

Para Dieck invertir no solo se trata de estos dos conceptos básicos de las finanzas personales, si no de poner en marcha lo que él llama “activos invisibles” que podemos explotar para que el dinero que YA tenemos trabaje a nuestro favor y después generar activos tangibles.

Estos son:

1. Dones y habilidades

Esas herramientas y características que hemos desarrollado a lo largo de nuestra vida para poder explotarlos: hablar en público, saber vender, ser creativos. “Muchas veces no nos damos cuenta de que los tenemos porque no nos atrevemos a salir de nuestra zona de confort”, señala el especialista. “Te reto a no probar cosas nuevas para encontrar tus dones”.

2. La educación

“En internet podemos encontrar todas las herramientas, pero se requiere generar la disciplina para aprender a aprender”, señaló Dieck. Hay que tener la capacidad de estarse cultivando constantemente porque en la época actual, las habilidades tecnológicas pueden quedar obsoletas en cuestión de años.

3. La salud física y emocional

Tener alineados nuestros objetivos en nuestra cabeza y cuidar de nuestro cuerpo nos ayuda a alcanzar las metas financieras que nos propongamos ya que si estamos sanos, podemos trabajar y tomar mejores decisiones. “El estrés, la depresión, la ansiedad, etc., son las enfermedades del siglo 21”, indicó el especialista en finanzas.

4. Espíritu y Pasión

“Cuando encuentras la misión de tu vida, sacas energía de donde menos imaginas”. El tener un propósito, una causa, es uno de los mayores activos que puedes poseer.

5.  Resiliencia

Se trata de la actitud que tenemos para aguantar los obstáculos que nos arroja la vida. “Como dicen, el éxito es la capacidad de ir de un fracaso a otro”.

6. Relaciones

Los seres humanos somos animales sociales “y los negocios se hacen con transacciones”, apuntó Dieck, quien destacó que las empresas sobreviven gracias a que hay personas que compran y personas que ofrecen cosas. “Tu capacidad de relacionarte con gente que te aporte cosas es un activo invaluable”.

7.  Tiempo

El recurso de recursos. “No hay recurso más importante que tu tiempo y cómo pones a trabajar lo que inviertes en función de él”.

Cómo empezar a invertir cuando no se tiene dinero

Por otro lado, en su plática “Para hacer dinero no necesitas dinero”, Moris Dieck afirmó que para comenzar a invertir se necesita un 70 por ciento de cabeza y 30 por ciento de billetes. Es decir, que no se requiere tener un gran capital para empezar a generar capital.

Dieck propone 7 consejos:

Edúcate. Infórmate, conoce los instrumentos de inversión, cómo operan y qué beneficios dan, cuales son los idóneos de acuerdo con lo que buscas invertir y los plazos ideales para que los rendimientos sean lo suficientemente atractivos.

Tómate tu tiempo. Para evitar meter todo el dinero en la primera opción que te presenten, el darse el tiempo suficiente para ver opciones ayuda a atener una opinión más informada.

Costos y comisiones. Conocer las diferentes opciones incluye también el saber cuales serán los costos de estas, penalizaciones o comisiones y con qué base se cobran.

Credenciales. La reputación de los instrumentos que evalúes es un factor para tomar en cuenta, por lo que investigar toda la información disponible a veces está a una búsqueda en línea de distancia y te evitará llevarte sorpresas desagradables.

Visita a más de uno. Un error común es quedarse con el primero que se ve o con el que insiste más que los demás, así que tener más de una opción ayuda a comparar e incluso diversificar.

Proyecta a la inversión. Toma en cuenta que los beneficios no serán inmediatos y requiere compromiso, planeación y diversificación

La responsabilidad es compartida. Un inversionista informado tiene más poder para tomar una decisión debidamente justificada, sin embargo, en todos los casos la responsabilidad debe ser asumida en conjunto tanto por el inversionista como por la entidad financiera que elija ya que ambos participan en un mercado financiero con los pros y contras de invertir.

Fuente: Entrepreneur