La Inteligencia Artificial continúa tomando fuerza en el transporte marítimo

Como uno de los factores disruptivos que tomarán mayor relevancia en esta cuarta revolución industrial, la Inteligencia Artificial (IA) en la logística y el transporte marítimo viene desarrollándose desde hace poco más de media década.

Leonardo González, director de IA de IBM lidera IBM Garage en Latinoamérica, una metodología que integra los métodos de las capas de experiencia, de implementación global y el cambio cultural en un enfoque impecable y completo. Él asegura que en el transporte marítimo una de las dificultades más simples de resolver con IA es el back office, es decir el conjunto de actividades de carácter administrativo imprescindibles para asegurar el correcto funcionamiento de una compañía.

“La industria marítima tiene una gran cantidad de papeleo, de trámites de back office, gente que tiene que hacer procesos manuales repetitivamente y que al final se traduce en tiempos de espera más largos y en errores”, explicó González.

IBM comenzó a trabajar hace un tiempo en un proyecto con una naviera Sudamericana que debía ejecutar una serie de procesos que demoraban 25 días y por los cuales debían pagar a terceros. “Nosotros hicimos un Garage (…) y en tres semanas desarrollamos un primer piloto y esos 25 días disminuyeron a 25 segundos, con una efectividad del 99%”.

A esto se suma la plataforma TradeLens que desarrolló la compañía junto a Maersk. Consiste en una solución para el transporte marítimo compatible con blockchain, diseñada para promover un comercio global más eficiente y seguro, que reúne a varios actores para el intercambio de información y que además estimula la innovación y la transparencia en toda la industria.

TradeLens utiliza la tecnología de IBM Blockchain como base para las cadenas de suministro digitales, lo que permite a múltiples socios comerciales colaborar al crear una única vista compartida de una transacción sin comprometer los detalles, la privacidad o la confidencialidad.

No obstante, no todo fue fácil para este caso de éxito de IA implementada en transporte marítimo. “El gran desafío fue convencer a gobiernos, convencer a agentes aduaneros, convencer a clientes y a todos los actores, eso tomó mucho tiempo, fue el mayor desafío”, manifestó González sobre los inconvenientes que todavía se presentan al momento de trabajar con esta tecnología.

“En el caso blockcchain se empezó con cosas muy chiquitas, muchos clientes pensaban en esto como un experimento. Y yo te diría que Maersk y TradeLends dan el gran salto a nivel mundial, porque fue algo realmente revolucionario y que funciona. En Chile el año pasado se subió TPS y hay varios actores más que se están subiendo, que están evaluando subirse, que están viendo cómo funciona”, añadió.

Lo que está haciendo ahora Maersk es consolidar la plataforma, subiendo más actores a nivel mundial, siendo las navieras las que llevan el liderazgo.

Reticencias a la IA

Pese a todos los beneficios que trae consigo la implementación de IA en la industria, existen suspicacias respecto de algunos aspectos, como las consecuencias de la automatización. Cabe recordar que en algunas partes del mundo los trabajadores portuarios han paralizado sus operaciones en rechazo la idea de implementar máquinas automatizadas, por lo que eso podría provocar en sus propios puestos de trabajo.

“Hay un estudio que dice que 120 millones de puestos de trabajos se van a tener que reinventar, pero la gente eso lo ve como algo negativo. Yo creo que ese es el gran desafío. No piensen que esto va a quitar puestos de trabajo, esto va a aumentar las capacidades, sea la industria que sea. Para eso hay que entrenarse, reinventarse”, explicó el líder de IBM.

Otro de los aspectos que genera rechazo frente a la IA es la utilización de datos personales o confidenciales.

En general la legislación está mucho más avanzada y en regiones como Europa se implementó el GDPR, un reglamento general de protección de datos. Asimismo, en otros lugares han empezado a acuñarse esto y a crear su propios proyectos de ley, como en Brasil.

“Con todo este tema de blockchain, con todas las leyes de GDPR, más las plataformas nuestras, es un sistema absolutamente asegurado desde el punto de vista de protección de los datos”, manifestó González.

Sin embargo, destaca que una cosa es la protección de datos y otra cosa es la Ciberseguridad. “Entonces hay dos cosas, la protección de los datos como persona, que no estaba regulada y era un tema bien al aire y hoy en día va mejorando, y otra cosa es Cybersecurity”, explicó.

En ese sentido, reconoce que Brasil, México y Argentina van liderando, pero que Chile está quedando atrás.

¿Qué falta en Chile?

Chile es uno de los países de la región más atrasados en cuanto a la implementación de IA. Leonardo González cree necesarios tres cambios para elevar la posición del país.

Primero debe haber un cambio de política de gobierno de IA. “Eso te regula, te da un marco de referencia y hace que los actores sientan que están seguros donde están pisando”, comentó.

En segundo lugar se encuentra la academia. “Yo creo que nos falta todavía en la academia empujar mucho más el tema de los skills (competencias). Si tú vas a EE. UU, Texas, en un colegio Estatal, tienen robótica. Entonces a los 15 años tú ya entiendes el concepto de robótica y cuando tú sales del colegio ya manejas los conceptos de IA”, añadió.

Y por último, el apoyo a Startups relacionadas con IA. “Una de las razones por las cuales Brasil lidera es por la cantidad de Startups que se han unido al programa de IBM para desarrollar plataformas de IA”, concluyó González.